¿Caminar o correr en las subidas de carreras de montaña?

Una de las mayores decisiones estratégicas a la hora de afrontar una prueba de carrera de montaña o trail running es cuando pasar de correr a caminar en las subidas y viceversa. Y es que la pendiente del terreno es uno de los factores ambientales que más afectan en la dureza y estrategia de la prueba.

En esta breve entrada me gustaría explicar el porque caminar o correr es más adecuado según que situación y darte algunos consejos para tomar esa decisión. Lo primero que hay que tener claro es que el gasto energético corriendo en llano es aproximadamente de 0,92 a 1,2 kCal/kg/km y este va a sufrir variaciones si la pendiente aumenta o disminuye de porcentaje. Para poner un ejemplo, es cómo el consumo del coche, no es lo mismo rodar en llano y en autopista que por una carretera de montaña o incluso en ciudad. Teniendo en cuenta este aspecto un estudio de Ardigo (2003) nos hace ver que a partir de una pendiente de un 13%-15% caminar es más económico que correr (o pedalear). Los buenos corredores pueden alargar correr hasta pendientes de un 20%. Este es el primer dato a tener en cuenta.

En otro estudio de Minetti et al (2002) expone que, sabiendo que el gasto energético corriendo sin pendiente es la doble que caminando, al aumentar la pendiente un 10% ambos se triplican, luego a partir de un 20% caminando es 5 veces mayor que en llano y corriendo 6 veces mayor y es ese el punto donde ahorraremos energía y la diferencia de velocidad no será muy alta.

Pendiente

+10%

+20%

+30%

+40%

Caminar

x 3

x 5

x 7

x 9

Correr x 2.0

x 3

x 6

x 8

x 10

Para resumir aquí te expongo los puntos más importantes a tener en cuenta.

  1. Caminar en lugar de correr en pendientes mayores de un 13%-15% (20% si eres muy buen corredor).
  2. Mantener un esfuerzo constante entre llanos, subidas y bajadas modulando la velocidad para que la sensación de intensidad sea constante.
  3. No variar la frecuencia y si la longitud de zancada.

Por último el consejo de oro, las carreras de montaña se pierden subiendo, así que controla tu ritmo, y se ganan bajando, y es ahí donde tienes que llegar bien para apretar. Por supuesto esto son recomendaciones genéricas, habría que analizar cada caso para encontrar los ritmos óptimos en los diferentes tipos de terreno.

Hay muchos más aspectos a tener en cuenta pero hoy nos hemos centrado en las pendientes ascendentes. Si tienes alguna duda o quieres que hable de un aspecto en concreto deja tu comentario y te responderé encantado.

 

Más es…¿mejor?

A grosso modo, de forma simplista y sin entrar en muchos detalles podemos resumir las principales variables del estímulo de entrenamiento en:

  • Volumen: es el valor cuantitativo del entrenamiento y equivocadamente a veces el único que se tiene en cuenta.
  • Intensidad: es el valor cualitativo del entrenamiento y también muy conocido pero pocas veces bien cuantificado, o por lo menos de forma correcta.
  • Recuperación: aquí hablamos del tiempo que se establece tanto intra-entrenamiento (entre las series y repeticiones) con inter-entrenamiento (entre las diferentes sesiones).
  • Densidad: la relación entre volumen, intensidad y recuperación nos dará una sesión más o menos densa, es decir con mayor o menor frecuencia de estímulos por unidad de tiempo.

Partiendo de este precepto teórico, ¿más estímulo de entrenamiento es mejor? Rotundamente no. El estímulo de entrenamiento debe ser el adecuado atendiendo a los principios del entrenamiento porque como acostumbro a decir solo el estímulo de entrenamiento adecuado es efectivo”. Tanto en exceso como en defecto son perjudiciales para la mejora de la condición física.

Me gustaría relacionar esta reflexión teórica del entrenamiento con la elección de las pruebas deportivas, ¿acaso más distancia es ‘mejor’? ¿Es ‘mejor’, correr una maratón que un 5k? ¿Un IronMan que un triatlón sprint? ¿Una ultratrail que un kilómetro vertical? Pues de nuevo, rotundamente, no. No hay nada ‘mejor’: es una cuestión de gustos.

En infinidad de ocasiones he escuchado conversaciones de este tipo:

  • Sujeto A: ¿Qué distancia vas a hacer?
  • Sujeto B: Hago los 10k.
  • Sujeto A: “¿No estás entrenando?” “¿Estás empezando a correr?” “Desde luego, pensé que estabas más fuerte”. Y peores barbaridades que solo demuestran una falta de respeto y de conocimiento sin parangón.

¡Ojo con este tipo de preguntas o afirmaciones! En primer lugar, a lo mejor no resistes ni 200m al ritmo que esa persona hace los 10k. Pensar que estás más fuerte por hacer más distancia es un craso error. ¿Por qué no le preguntas por sus marcas, por su experiencia, por cuanto tiempo entrena, etc…? En segundo lugar, y más importante, no uses el adjetivo fuerte porque la fuerza es solo una de las capacidades físicas que influyen en el rendimiento, lo apropiado es emplear “mejor rendimiento” o “peor rendimiento”.

Y si realmente está empezando y hace los 10k, máximo respeto y admiración porque todos hemos empezado por ahí y unas palabras de ánimo siempre ayudan. Como se decía en el colegio: “metete con uno de tu tamaño”. Porque si te sientes mejor por hacer más distancia que un amateur que está empezando eres un iluso. ¿Por qué no te comparas con Dennis Kimetto y su reciente récord del mundo en la Maratón de Berlín? Fue “solo” 2h02’57” a un ritmo de 2’55”/km. Una maratón está al alcance de muchos, correr a un ritmo de 2’55”/km de muy pocos, ni tan siquiera durante los citados 10k.

Nadie pone en duda el rendimiento de Usain Bolt y corre “solo” 100m y 200m pero sí se pone en duda al compañero que hace “solo” los 10k.

Pero voy más allá, aquí el ejemplo de alguien no hace ni un kilómetro pero que les aseguro que tiene más fuerza que un maratoniano. ¡Está más fuerte que el vinagre!

Nunca me ha gustado comparar tan a la ligera. Así se comparan dos perfiles diferentes, en un laboratorio como GSK Human Performance Lab Sports Science HPL en el que evalúan diferentes capacidades como el rendimiento cognitivo, la eficiencia de nado y ciclismo con humedad (70%) y calor (35ºC) a los hermanos Brownlee y Jenson Button. Aquí pueden ver los resultados y el vídeo:

Entreno personas que hacen hacen todo tipo de distancia, para mí son todos unos campeones porque están haciendo lo que les gusta y disfrutan de ello. Pero desde aquí quiero romper una lanza a favor de la corta distancia que en los últimos tiempos ha sido olvidada y degradada como si fuera sencillo correr, por ejemplo, un 10k en menos de 30′, o hacer un kilómetro vertical por debajo de 40′, o un triatlón sprint sub 1h, etc.

Porque muchos se piensan que tiene mejor rendimiento deportivo el que hace más kilómetros olvidando y obviando (por desconocimiento quiero entender) que solo son diferentes capacidades físicas. Y sinceramente, ¿quién no entrena para ser más rápido?

Qué hacer para correr con lluvia

El tiempo lluvioso suele invitarnos a entrenar bajo techo, pero esto no tiene porqué siempre ser así. Si no quieres renunciar a disfrutar corriendo bajo la lluvia, sigue estos consejos para estar completamente preparado:

  • Vístete en capas.  Si el tiempo está muy lluvioso y frío, es posible que necesites usar varias capas. La capa más importante es la más interna. Asegúrate de que sea un tejido técnico como el CoolMax para que drene el sudor. La capa externa debe ser una chaqueta o un chaleco impermeable.
  • Chaqueta impermeable. Las de membrana impermeable y transpirable tienen de un coste económico alto pero también los beneficios que nos reportan son altísimos. En el mercado puedes encontrar muchos modelos con estas características, quizás el tejido que más nos suena es el Gore-Tex pero hay muchos más.
  • No te abrigues demasiado. Este es uno de los mayores errores que cometen los corredores cuando está lloviendo, porque aunque te pongas muchas capas te sigues mojando. Lo único que se consigue usando demasiado abrigo es que se mojen más capas y conserves aún mas la humedad. Por lo tanto, vístete en función de la temperatura y no de la lluvia.
  • Ponte una gorra. La gorra no es sólo para protegernos de la radiación los días soleados. También sirve para cubrir la cara de la lluvia ya que a veces ésta no nos permite mantener los ojos abiertos, imposibilitando una correcta visión.
  • Sé visible. Este punto es de suma importancia porque es por nuestra seguridad. Usa material externo que tenga bandas reflectantes, como un chaleco de running. Cada vez más puedes encontrar material deportivo visible en la oscuridad y en situaciones de poca visibilidad como puede ser la lluvia intensa. Para más seguridad es ideal también el uso de luces, blanca delantera y roja trasera.
  • Rozaduras. La humedad y las rozaduras se llevan muy bien, así que para poner remedio es mejor que uses vaselina en las zonas de mayor roce para así evitarlo y poder correr sin molestias.
  • Protege el equipo electrónico. Si vas a correr en montaña o vas a hacer una tirada larga lo más sensato es llevarse el móvil por seguridad. Deberás usar una bolsa estanca para todo lo que no sea resistente al agua para evitar así imprevistos desagradables.

¿Y tú, tienes algún otro consejo útil para correr bajo la lluvia? Compártelo con nosotros en los comentarios, y si te ha sido de utilidad este consejo no te olvides de compartir para que se divulgue y más corredores puedan beneficiarse.

 Foto | Horia Varlan

Gran Canaria Maratón: siete metas, siete logros

entrenador-personal

El domingo 26 de enero de 2014 tuvo lugar la Gran Canaria Maratón, un evento para el que muchos de nosotros veníamos preparándonos desde hace un tiempo atrás. Desde bien temprano nos encontramos todos en la capital grancanaria, llenos de ilusión y ganas de afrontar nuestros retos, cada uno con su historia y a su manera.

Sobre todo quiero centrar esta entrada en dar mi enhorabuena a los chicos y chicas que entreno porque han logrado cruzar la meta de la media maratón y maratón y han conseguido grandes logros. En la media maratón Jorge y Rocío han hecho mejor marca personal y Magda también marco récord personal ya que era su primera media maratón y además mejoró su marca en el 10k en el parcial del primer 10k. Artemi, empezando su temporada, se mantuvo estable en toda la carrera y terminó fuerte, quedándose a 2 minutos de su mejor marca. Por último, Himar igualó su mejor marca y sobre todo demostró un cambio de actitud ante la competición, mostrando mucha seguridad y confianza antes, durante y después de la carrera. Por otra parte, en la distancia de maratón, Luis y yo hemos cruzado la meta de los 42,195 km por primera vez, con lo que marcamos nuestro primer y por lo tanto mejor registro. Estoy muy orgulloso de todos ustedes, más que por los números, registros o récord, por la actitud que demuestran ante los entrenamientos y competiciones, siendo los primeros en disfrutar de lo que hacen y contagiar a todos ese buen rollo que trasmiten. Fieles representantes de nuestra filosofía.

Disfruta entrenando. Logra tus objetivos.

Fotografía | Pepe Páiz

Una camiseta para disfrutar entrenando

Recién salidas del horno y fruto de trabajo e ilusión, te presentamos en exclusiva nuestras nuevas camisetas técnicas. Contamos con dos modelos diferentes: Por una parte, un primer diseño exclusivo que presentamos primero en la Travesía de Maspalomas, luego en la Coast2Coast Fuertenvetura y por último en la Artenara Trail para aquellos que ya forman parte del grupo de personas que reciben mis servicios como entrenador personal.

Además, también tenemos un segundo diseño exclusivo. Si nos sigues en alguna de las redes sociales en las que estamos presentes (Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+, Instagram) estás de suerte, ya que también podrás hacerte con una de ellas y llevar la filosofía #disfrutaentrenando allá donde vayas.

entrenador-personal-camiseta.
Camiseta seguidores (izquierda) y camiseta grupo (derecha)

Si te interesa ponte en contacto conmigo para realizar tu reserva lo antes posible ya que las unidades son limitadas.

Por último, y no menos importante, dar las gracias desde aquí a E3design por el trabajo realizado con el diseño de las camisetas.