¿Caminar o correr en las subidas de carreras de montaña?

Una de las mayores decisiones estratégicas a la hora de afrontar una prueba de carrera de montaña o trail running es cuando pasar de correr a caminar en las subidas y viceversa. Y es que la pendiente del terreno es uno de los factores ambientales que más afectan en la dureza y estrategia de la prueba.

En esta breve entrada me gustaría explicar el porque caminar o correr es más adecuado según que situación y darte algunos consejos para tomar esa decisión. Lo primero que hay que tener claro es que el gasto energético corriendo en llano es aproximadamente de 0,92 a 1,2 kCal/kg/km y este va a sufrir variaciones si la pendiente aumenta o disminuye de porcentaje. Para poner un ejemplo, es cómo el consumo del coche, no es lo mismo rodar en llano y en autopista que por una carretera de montaña o incluso en ciudad. Teniendo en cuenta este aspecto un estudio de Ardigo (2003) nos hace ver que a partir de una pendiente de un 13%-15% caminar es más económico que correr (o pedalear). Los buenos corredores pueden alargar correr hasta pendientes de un 20%. Este es el primer dato a tener en cuenta.

En otro estudio de Minetti et al (2002) expone que, sabiendo que el gasto energético corriendo sin pendiente es la doble que caminando, al aumentar la pendiente un 10% ambos se triplican, luego a partir de un 20% caminando es 5 veces mayor que en llano y corriendo 6 veces mayor y es ese el punto donde ahorraremos energía y la diferencia de velocidad no será muy alta.

Pendiente

+10%

+20%

+30%

+40%

Caminar

x 3

x 5

x 7

x 9

Correr x 2.0

x 3

x 6

x 8

x 10

Para resumir aquí te expongo los puntos más importantes a tener en cuenta.

  1. Caminar en lugar de correr en pendientes mayores de un 13%-15% (20% si eres muy buen corredor).
  2. Mantener un esfuerzo constante entre llanos, subidas y bajadas modulando la velocidad para que la sensación de intensidad sea constante.
  3. No variar la frecuencia y si la longitud de zancada.

Por último el consejo de oro, las carreras de montaña se pierden subiendo, así que controla tu ritmo, y se ganan bajando, y es ahí donde tienes que llegar bien para apretar. Por supuesto esto son recomendaciones genéricas, habría que analizar cada caso para encontrar los ritmos óptimos en los diferentes tipos de terreno.

Hay muchos más aspectos a tener en cuenta pero hoy nos hemos centrado en las pendientes ascendentes. Si tienes alguna duda o quieres que hable de un aspecto en concreto deja tu comentario y te responderé encantado.

 

Desnivel positivo, negativo y acumulado

Tanto si estás empezando en las carreras de montaña o el ciclismo, como si eres experto, puede que te  interese esta información acerca del desnivel y su clasificación.

Lo primero es saber qué es el desnivel, y para ello nada mejor que acudir a la definición de la RAE que afirma que es la “diferencia de alturas entre dos o más puntos”. Esta diferencia de altura usualmente se expresa en metros y nos va a dar información útil acerca del perfil al que nos vamos a enfrentar, ya sea corriendo o en bicicleta.

Por una parte tenemos el desnivel positivo, es decir, todos los metros que acumulemos subiendo. Por ejemplo, cuando salimos desde un punto A que se encuentra a 500m de altura y finalizamos en un punto B situado a 1000m podemos decir que hemos hecho 500m de desnivel positivo.

En cambio si este mismo recorrido lo hacemos en sentido inverso y empezamos a 1000m y acabamos en 500m habremos acumulado también 500m pero esta vez será desnivel negativo, es decir, hemos restado metros de altitud.

Para que no te confundas recuerda que si sumas (+) altitud, es desnivel positivo (+), y si restas (-) altitud es desnivel negativo (-).

Por último, el desnivel acumulado es la suma total del positivo y negativo que hayamos acumulado en una determinada ruta. Siguiendo con el ejemplo citado anteriormente, si partimos del punto A (500m de altura), vamos al punto B (1000m de altura) y regresamos nuevamente al punto A, habremos hecho 500m de desnivel positivo y 500m de desnivel negativo que hacen un total de 1000m de desnivel acumulado. Por lo tanto si acabas y empiezas en la misma altura el desnivel positivo y negativo siempre serán exactamente iguales, aunque puede que por errores de medición del GPS pueda diferir algunos metros.

En próximas entradas hablaré de cómo interpretarlo para conocer la dureza de una ruta según los kilómetros y el desnivel acumulado de la ruta.

Ultra Trail du Mont-Blanc® 2015 con Juan Carlos

El pasado 28 de agosto de 2015 a las 18:00, Juan Carlos tomó la salida de la prestigiosa Ultra Trail du Mont-Blanc®. Una dura prueba de montaña que cualquier ultrarunner desea para su palmarés. Discurre alrededor del Mont-Blanc y pasa por tres países (Francia, Italia y Suiza), recorriendo 170km (más de 100 millas) con un desnivel positivo de 10000m.

Ya habíamos acumulado suficiente experiencia en varias carreras de montaña de más de 100km, algo que, de hecho, es requisito indispensable para poder optar a una inscripción y afrontar este reto. Así que llegamos con la experiencia necesaria y muchas ganas de cumplir un sueño, pero no solo la experiencia y las ganas son importantes, también es imprescindible mucho trabajo y esfuerzo. Como su entrenador, cada semana que pasaba me enorgullecía de cómo afrontaba los entrenamientos y de cómo era capaz de compatibilizarlo con el trabajo y la familia. Si había que madrugar para tener tiempo para entrenar, él, sin duda, era el primero en despertarse. Tanto esfuerzo y dedicación merecían un premio: ser finisher de la Ultra Trail du Mont-Blanc®. Además, todos estos meses de rigurosa preparación le permitieron disfrutar cada kilómetro de carrera, con un inevitable punto de sufrimiento que solo las personas debidamente preparadas pueden tolerar.

Perfil de la UTMB 2015

Desde aquí quiero agradecer a Juan Carlos su confianza y dedicación ya que han sido pieza fundamental para que todo el trabajo que hemos hecho en equipo tenga esta recompensa. ¡Enhorabuena finisher UTMB!

Análisis: Calcetines Bv Sport Backtrail

Las características principales del modelo Backtrail de Bv Sport es que están reforzados en talón y puntera y son confortables y resistentes. Son unos calcetines específicos para carreras de montaña o trail running.

La composición textil es la siguiente: 31% poliamida, 43% poliester COOLMAX®, 22% Meryl® SkinLife, 2% X-TATIC® (fibras de plata) y un 2% elastano.

Del COOLMAX® ya hemos hablado en el análisis del modelo calcetines BV Sport Running, y sabemos que destaca por su capacidad de secado rápido. Aunque en concreto en el modelo específico de trail contamos con un 15% más de COOLMAX®. Además este modelo también cuenta con Meryl® SkinLife y X-TATIC@. El Meryl® SkinLife agrega control antibacteriano y antiolor porque limita la proliferación de microorganismos durante el ejercicio, manteniendo el nivel de bacterias natural de la piel. Mientras que el tejido X-TATIC®, también posee estas características y añade una más, es termorregulador (fresco en verano y cálido en invierno) gracias a las fibras de plata. Lo mejor de todo es que estas cualidades son permanentes y no se pierden con los lavados.

Cada calcetín, derecho e izquierdo, esta confeccionado individualmente y es específico de cada pie para así ofrecer una adaptación anatómica excelente. Están reforzados en la puntera y el talón para adecuarse a las necesidades del trail. Las subidas y bajadas hacen que el pie se desplace adelante y atrás y por lo tanto necesitarán mayor soporte en zonas de puntera y talón.

Lo que obtenemos con esta combinación de tejidos y esta confección es mantener el pie seco para minimizar la fricción y con ello la aparición de las temidas ampollas.

En conclusión, los calcetines BV Sport Backtrail son una buena elección si quieres unos de calidad y específicos de trail para entrenar y/o competir. Comodidad, control antibacteriano y antiolor y de secado rápido para mantener tu pie en óptimas condiciones para la carrera de montaña.

PVP: 18€

Más es…¿mejor?

A grosso modo, de forma simplista y sin entrar en muchos detalles podemos resumir las principales variables del estímulo de entrenamiento en:

  • Volumen: es el valor cuantitativo del entrenamiento y equivocadamente a veces el único que se tiene en cuenta.
  • Intensidad: es el valor cualitativo del entrenamiento y también muy conocido pero pocas veces bien cuantificado, o por lo menos de forma correcta.
  • Recuperación: aquí hablamos del tiempo que se establece tanto intra-entrenamiento (entre las series y repeticiones) con inter-entrenamiento (entre las diferentes sesiones).
  • Densidad: la relación entre volumen, intensidad y recuperación nos dará una sesión más o menos densa, es decir con mayor o menor frecuencia de estímulos por unidad de tiempo.

Partiendo de este precepto teórico, ¿más estímulo de entrenamiento es mejor? Rotundamente no. El estímulo de entrenamiento debe ser el adecuado atendiendo a los principios del entrenamiento porque como acostumbro a decir solo el estímulo de entrenamiento adecuado es efectivo”. Tanto en exceso como en defecto son perjudiciales para la mejora de la condición física.

Me gustaría relacionar esta reflexión teórica del entrenamiento con la elección de las pruebas deportivas, ¿acaso más distancia es ‘mejor’? ¿Es ‘mejor’, correr una maratón que un 5k? ¿Un IronMan que un triatlón sprint? ¿Una ultratrail que un kilómetro vertical? Pues de nuevo, rotundamente, no. No hay nada ‘mejor’: es una cuestión de gustos.

En infinidad de ocasiones he escuchado conversaciones de este tipo:

  • Sujeto A: ¿Qué distancia vas a hacer?
  • Sujeto B: Hago los 10k.
  • Sujeto A: “¿No estás entrenando?” “¿Estás empezando a correr?” “Desde luego, pensé que estabas más fuerte”. Y peores barbaridades que solo demuestran una falta de respeto y de conocimiento sin parangón.

¡Ojo con este tipo de preguntas o afirmaciones! En primer lugar, a lo mejor no resistes ni 200m al ritmo que esa persona hace los 10k. Pensar que estás más fuerte por hacer más distancia es un craso error. ¿Por qué no le preguntas por sus marcas, por su experiencia, por cuanto tiempo entrena, etc…? En segundo lugar, y más importante, no uses el adjetivo fuerte porque la fuerza es solo una de las capacidades físicas que influyen en el rendimiento, lo apropiado es emplear “mejor rendimiento” o “peor rendimiento”.

Y si realmente está empezando y hace los 10k, máximo respeto y admiración porque todos hemos empezado por ahí y unas palabras de ánimo siempre ayudan. Como se decía en el colegio: “metete con uno de tu tamaño”. Porque si te sientes mejor por hacer más distancia que un amateur que está empezando eres un iluso. ¿Por qué no te comparas con Dennis Kimetto y su reciente récord del mundo en la Maratón de Berlín? Fue “solo” 2h02’57” a un ritmo de 2’55”/km. Una maratón está al alcance de muchos, correr a un ritmo de 2’55”/km de muy pocos, ni tan siquiera durante los citados 10k.

Nadie pone en duda el rendimiento de Usain Bolt y corre “solo” 100m y 200m pero sí se pone en duda al compañero que hace “solo” los 10k.

Pero voy más allá, aquí el ejemplo de alguien no hace ni un kilómetro pero que les aseguro que tiene más fuerza que un maratoniano. ¡Está más fuerte que el vinagre!

Nunca me ha gustado comparar tan a la ligera. Así se comparan dos perfiles diferentes, en un laboratorio como GSK Human Performance Lab Sports Science HPL en el que evalúan diferentes capacidades como el rendimiento cognitivo, la eficiencia de nado y ciclismo con humedad (70%) y calor (35ºC) a los hermanos Brownlee y Jenson Button. Aquí pueden ver los resultados y el vídeo:

Entreno personas que hacen hacen todo tipo de distancia, para mí son todos unos campeones porque están haciendo lo que les gusta y disfrutan de ello. Pero desde aquí quiero romper una lanza a favor de la corta distancia que en los últimos tiempos ha sido olvidada y degradada como si fuera sencillo correr, por ejemplo, un 10k en menos de 30′, o hacer un kilómetro vertical por debajo de 40′, o un triatlón sprint sub 1h, etc.

Porque muchos se piensan que tiene mejor rendimiento deportivo el que hace más kilómetros olvidando y obviando (por desconocimiento quiero entender) que solo son diferentes capacidades físicas. Y sinceramente, ¿quién no entrena para ser más rápido?

Qué hacer para correr con lluvia

El tiempo lluvioso suele invitarnos a entrenar bajo techo, pero esto no tiene porqué siempre ser así. Si no quieres renunciar a disfrutar corriendo bajo la lluvia, sigue estos consejos para estar completamente preparado:

  • Vístete en capas.  Si el tiempo está muy lluvioso y frío, es posible que necesites usar varias capas. La capa más importante es la más interna. Asegúrate de que sea un tejido técnico como el CoolMax para que drene el sudor. La capa externa debe ser una chaqueta o un chaleco impermeable.
  • Chaqueta impermeable. Las de membrana impermeable y transpirable tienen de un coste económico alto pero también los beneficios que nos reportan son altísimos. En el mercado puedes encontrar muchos modelos con estas características, quizás el tejido que más nos suena es el Gore-Tex pero hay muchos más.
  • No te abrigues demasiado. Este es uno de los mayores errores que cometen los corredores cuando está lloviendo, porque aunque te pongas muchas capas te sigues mojando. Lo único que se consigue usando demasiado abrigo es que se mojen más capas y conserves aún mas la humedad. Por lo tanto, vístete en función de la temperatura y no de la lluvia.
  • Ponte una gorra. La gorra no es sólo para protegernos de la radiación los días soleados. También sirve para cubrir la cara de la lluvia ya que a veces ésta no nos permite mantener los ojos abiertos, imposibilitando una correcta visión.
  • Sé visible. Este punto es de suma importancia porque es por nuestra seguridad. Usa material externo que tenga bandas reflectantes, como un chaleco de running. Cada vez más puedes encontrar material deportivo visible en la oscuridad y en situaciones de poca visibilidad como puede ser la lluvia intensa. Para más seguridad es ideal también el uso de luces, blanca delantera y roja trasera.
  • Rozaduras. La humedad y las rozaduras se llevan muy bien, así que para poner remedio es mejor que uses vaselina en las zonas de mayor roce para así evitarlo y poder correr sin molestias.
  • Protege el equipo electrónico. Si vas a correr en montaña o vas a hacer una tirada larga lo más sensato es llevarse el móvil por seguridad. Deberás usar una bolsa estanca para todo lo que no sea resistente al agua para evitar así imprevistos desagradables.

¿Y tú, tienes algún otro consejo útil para correr bajo la lluvia? Compártelo con nosotros en los comentarios, y si te ha sido de utilidad este consejo no te olvides de compartir para que se divulgue y más corredores puedan beneficiarse.

 Foto | Horia Varlan

Transgrancanaria 2014

Transgrancanaria Promo 17k

En esta modalidad participó Rocío. Esta temporada hemos empezado a introducir como parte de la preparación “pequeñas” pruebas de montaña de poca dificultad técnica. La verdad es que nos está funcionando muy bien por dos motivos: el primero y fundamental es que está disfrutando de este tipo de prueba y le ayuda a mejorar en muchos aspectos de carrera, y el segundo es que se le está dando muy bien. Dos carreras esta temporada y dos podio. En esta última fue la primera chica que cruzó la meta, pero no solo eso, sino que además fue 22ª de la general. Una gran participación de esta campeona en una modalidad deportiva que en principio no es la suya ¡Enhorabuena Ro!

Rocío en el podio de la Transgrancanaria Promo 2014
Rocío en el podio de la Transgrancanaria Promo 2014

Transgrancanaria Maratón 44k

Aquí teníamos a Jorge como representante del grupo: el buguero que tiró para la montaña. Cuando acudió a mí para que llevara sus entrenamientos llevaba tiempo arrastrando antiguas lesiones por descompesaciones musculares y sobrecargas que no le dejaban avanzar. Empezamos con un plan exclusivo de readaptación motriz para paliar estas molestias y trabajar la mejora de su rendimiento sobre una base segura. A medida que pasaban los meses las molestias desaparecían y su rendimiento en carrera mejoraba. Dentro de sus objetivos, la Transgrancanaria Maratón de 2014 era una de las principales pruebas a preparar, y con algunas pruebas preparatorias como la Tamabadaba Trail Tour de 25k de por medio nos pusimos manos a la obra. El camino de Jorge hasta aquí ha sido de mucho trabajo y constancia ajustando siempre sus entrenamientos a su disponibilidad, para que afectara lo menos posible a su entorno laboral, formativo y familiar. La Transgrancanaria Maratón significa más que una simple prueba, es el fruto de un trabajo muy meticuloso para terminar su carrera más larga hasta la fecha sin ningún tipo de molestias ¡Buen trabajo, Jorge!

Transgrancanaria 127k

Juan Carlos y Luis llevan muchos meses preparando esta prueba y cada uno tiene su propia historia. Esta iba a ser la carrera más dura en la que iban a participar, y sin duda la Transgrancanaria más dura de la historia por distancia y desnivel acumulado.

Juan Carlos ha sido el que mejor ha tolerado la carga de entrenamiento y lo que significa prepararse una ultra, probablemente porque no era su primera ultra aunque si la más dura en la que ha participado este Master 40. Les presento a “El mago”, muchas veces de verdad que no se como lo hacía pero siempre cumplía al 100% los entrenamientos, todos de una exigencia altísima. ¿Porqué hace magia? Pues porque atender una familia, su mujer y sus dos pequeños mellizos, trabajar como autónomo dedicando una considerable suma de horas diarias y despertarse muchas veces a las 4AM para entrenar es complicado. Ya me dirás algún día tu truco de magia.

Es un placer y un lujo entrenar a Juan Carlos porque demuestra una confianza plena, cumple estrictamente lo planificado y trabaja siempre en equipo conmigo. Tiene claro que su “trabajo” es correr y que el cómo lo tiene que hacer viene de su entrenador. Es así de sencillo, y por eso ha hecho la mejor carrera de su vida, 127km en 21 horas y 14 minutos, dedicándose a correr en plenitud.

Mi mayor alegría es ver la felicidad y la satisfacción que siente Juan Carlos tras haber finalizado la Transgrancanaria con tanto éxito. Como me dijo él en sus propias palabras, se siente “asombrado, abrumado, contentísimo, no se si es normal, aún no me lo creo”, “has hecho mi sueño realidad y eso es impagable”. A lo que yo le respondí y le respondo: “lo has hecho realidad tú, gracias por haber confiado en mí”.

entrenador-personal
Juan Carlos a su paso por el Garañón (84k).

Por otra parte Luis tuvo mala suerte en esta ocasión, tuvo un accidente laboral dos días antes de la prueba, que se saldó con un esguince y no lo dejó participar después de tantos meses entrenando. Desde aquí darle ánimos y decirle, como comenté en mi propio caso, que esto es parte del “juego” del deporte y hay que estar dispuesto a aceptar estas “reglas” y seguir adelante, aprendiendo de cada adversidad.

Cómo diferenciar los bastones de montaña

entrenador-personal

Los pequeños detalles siempre marcan diferencia y son de suma importancia. Algo tan sencillo como diferenciar los bastones de montaña con una marca nos va a permitir distinguirlos de un simple vistazo. Después de muchos kilómetros, acumulación de fatiga y perdida de atención este apunte nos ayudará también a velar por nuestra seguridad, ya que nos permite realizar este gesto más rápidamente y con ello no perder de vista el camino.

Desde parado y con calma es fácil ver la L y la R que identifican y diferencian ambos bastones, pero cuando estamos en carrera esas letras se hacen más “pequeñas” y borrosas.

entrenador-personal
Detalle de las marcas “Left” y “Right” impresas en las dragoneras, difíciles de ver.

El consejo que propongo es simplemente marcar uno de los bastones, derecho o izquierdo, con un elemento visual y de evidente identificación. En nuestro caso hemos usado una goma del pelo de color amarillo que destaca bastante en contraste con el negro. Puedes usar otros elementos pero evita pegatinas y material artificial, lo ideal es material textil y ubicarlo en un lugar donde no vayamos a apoyar ni a ejercer movimientos.

entrenador-personal
Ejemplo de marcaje del bastón en la dragonera.

Espero que les haya sido de utilidad este consejo y que lo apliquen y divulguen para que más trailrunners pueda beneficiarse.

Entrenar en Gran Canaria…con nieve

entrenador-personal

Este fue el marco en el que se desarrolló nuestro entrenamiento de hoy. La isla de Gran Canaria es un entorno conocido por su cálida temperatura, un paraje ideal para la práctica deportiva en general, incluido el trail running o carrera de montaña. Es muy raro que las temperaturas desciendan tanto en este entorno y que podamos entrenar en la nieve, pero hoy día 16 de febrero de 2014 hemos tenido esta gran oportunidad.

A las 7:00 Himar y yo salimos rumbo a Teror para hacer un entrenamiento de larga distancia en montaña. La ruta iba a ser una circular que iría por una camino hasta el Garañón y volvería por otro diferente de vuelta hacia Teror. Hoy probaba mis nuevas Saucony Xodus 4.0, de las que puedo decir que han tenido un rendimiento muy bueno en todo tipo de circunstancias. En breve les dedicaré un post hablaré de ellas en más detalle.

entrenador-personal
Saucony Xodus 4.0, trayecto (30k)  y perfil (3000m)

Los primeros 11k de ruta fueron prácticamente de subida y sobre los 9k ya empezamos a ver los primeros signos de nieve. A partir de los 11k y con una cota de ya 1600m, la nieve empezó a verse por todas partes hasta encontrarnos inmersos en un paisaje totalmente blanco y digno de una estampa de montaña europea. Para nosotros que no estamos acostumbrados a ello era como estar en Suiza.

entrenador-personal
Foto de arriba en cota 1000m; abajo en cota 1300m

En este momento perdimos un poco los papeles y nos lanzamos como unos niños por el camino que desciende hasta Cruz de Tejeda. Con la nieve hasta media altura de las piernas y cada vez con los pies más congelados no hubo lugar para el dolor y el malestar y seguimos en nuestra tarea.

 

Entre tanta nieve llegamos a un punto en el que paramos porque el camino no se distinguía bien y no sabíamos bien como seguir avanzando. Justo en ese momento nos cruzamos con otros “locos” que también estaban entrenando: Saulo, Tanin y Cristian. Hubo buena sintonía desde el principio e hicimos grupo y continuamos abriendo camino por la nieve hasta la Cruz de Tejeda donde hicimos una parada técnica para calentar un poco el cuerpo, y sobretodo manos y pies, tomando café algunos y chocolate caliente otros. En ese momento era el premio más deseado por todos.

entrenador-personal
Foto de grupo con Saulo, Tinin y Cristian.

A partir de aquí continuamos corriendo en grupo en dirección Garañón hasta que las condiciones climatológicas nos invitaron a pensar que en ese momento lo mas sensato era dar media vuelta y no arriesgar. Mucho frío en la compañía de vientos muy fuertes y lluvia en forma de aguanieve daban una sensación térmica muy baja, indicios más que suficiente para establecer el punto de giro aquí.

De ahí en adelante el camino de vuelta por Madrelagua fue una bajada entre nieve y agua que volvía a enfriar los pies radicalmente, pero de cualquier forma, hay que seguir adelante. Pocos kilómetros después pudimos seguir ya por senderos de barro y piedra en una bajada húmeda y que hoy estaba especialmente bonita.

En resumen, ha sido un día espectacular, en el que hemos podido entrenar en la nieve, compartir con los viejos amigos y conocer nuevos compañeros de montaña. Probablemente uno de los entrenamientos que más he disfrutado a pesar de la dureza de las condiciones. Me encanta poder disfrutar entrenando para lograr nuestros objetivos. Esa es nuestra filosofía y nos enorgullecemos de poder llevarla a cabo cada día.

Tamadaba Trail: una montaña de sensaciones

entrenador-personal

Suena el despertador. Son las 4:45AM y hoy no trabajo. He quedado a las 6:00AM con Joel Pedroche y Marcos para seguirlos dirección al Valle de Agaete. He dormido bien esta noche, aunque llevo unos días un tanto ansioso. Tengo dudas: ¿Podré, no podré? La semana anterior fui a entrenar un tramo de unos 30 km y pude comprobar la dureza de la prueba. Siento mucho respeto hacia la montaña.

En el cambio está la evolución

Me da por echar la vista atrás para ver hasta dónde he llegado. Hace un año y 3 meses atrás veo a un tío sedentario, que dormía, comía y trabajaba, anclado en los quehaceres del día a día.

Tomé la iniciativa de activarme tras estar un tiempo con mi madre en estado terminal en el hospital. Hablando con ella me dijo: “Nene, ¿y tú porqué no corres como tu padre?” Creo que en ese momento le contesté algo así como que “correr era de cobardes” o que “mi padre estaba loco”. Desafortunadamente, mi madre murió a causa del cáncer con tan solo 54 años. Fue un golpe muy duro, a raíz del cual decidí que correr sería una manera de que ella viviera. Sería como ‘Vivir por los 2’.

Por aquel entonces pesaba 102 kg. Decidí ir a un médico, comenzar una dieta y adentrarme en esta aventura de correr. Hace un año y dos meses que comenzó este cambio en mí. A día de hoy, lo que me motiva realmente es superarme entrenando. Soy un novato, motivado e ilusionado. Cuando veo que me faltan las fuerzas, recupero las palabras de apoyo y aliento que me decía mi madre. No es justo que alguien que quiera vivir no pueda y otros nos quejemos de nuestra vida.

Quién me iba a decir que poco a poco mis objetivos y retos irían creciendo más y más. Hace aproximadamente medio año empecé a entrenar con Joel y ya estamos preparando el segundo gran reto. Primero fue el ‘Coast2Coast’ de 90km y ahora vamos ya a por la ‘Transgrancanaria de 125 km. La Tamadaba Trail Tour nos venía al pelo por desniveles. Era una gran preparación para el gran reto, y ya no quedaba nada para que diera comienzo.

La carrera

entrenador-personal
Momentos antes de la salida.

Faltan 30 minutos para la salida, comienzo a calentar. Hoy me acompaña Joel. La verdad es que para mí es súper importante la figura del entrenador para el deportista amateur. Se necesita planificar las cosas, que te pongan los pies en el suelo y sobre todo tener a un coach a tu lado que te apoye y te motive. ¡Os lo recomiendo!

Veo a gente conocida y miro hacia el Valle de Agaete. ¡Dentro de un ratito estaremos por allí arriba! ¡Mi maaadreee, qué desnivel!
10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1 ¡vaaaaaamossss! Como siempre arrancamos con bastante fuerza. Tengo alguna molestia en los gemelos. ¡Sigue Borja, deja de quejarte coño!, me digo.

Cuando llevamos apenas 1 kilómetro y pico, sigue molestándome bastante el gemelo y decido parar a estirar. Sandra Moreno me dice: ¿Borjita estas bien? Le respondo que si. ¡Gel de antioxidante a la saca! Reduzco el ritmo. Queda bastante y no quiero fastidiarla. Te juro que pasó el hombre del Mazo por mi mente. Pero no. No podía fallarme a mí mismo.

En 10 minutos me recupero completamente de este pequeño desliz y me centro de lleno en la carrera. Van a ser 48 km con 6100 metros de desnivel acumulado. Algo serio. Pongo mi mente en modo “enjoy the mountain” y tiramos ‘pa’rriba’. Llevo una hora en procesión, viendo únicamente las ‘Salomon Slab’ rojas y negras del compañero que llevo delante, y escuchando el crujir de la tierra a cada paso. Mi corazón asimila muy bien los tramos de subida. Con las manos en los cuadriceps avanzo con firmeza manteniendo la postura.

Ya hemos pasado el punto más alto de la prueba, y tras el primer control de chip me doy cuenta: ¡Joder que bien, ya llegué a la mitad! Cargo el Camelbak con bebida Overstims de larga distancia y como lingotes de chocolate en el avituallamiento. Continúo la marcha pensando que hay que tolerar bastante el sufrimiento en este deporte. Cada día vas superando barreras y te haces más fuerte. Te dices un día: si pude hacer aquello puedo hacer esto, y lo haces.

Comienza finalmente el descenso por Tamadaba. Van a ser 9km hasta meta. Barro y mucho zig zag técnico con mucho desnivel. ¡Joder que ya veo San Pedro allí abajo!! Esta aventura de hoy está a punto de acabar, que no la última. Llego a San Pedro, con ganas de correr un poco, que tanto desnivel negativo revienta también, ¿eh? Para mi sorpresa están Magda, Warkidea, Jorge, Marcos Yánez y Joel Pedroche (mi entrenador) esperándome cerca de meta. ¡Qué subidón! Marcos y Joel me acompañan corriendo un tramo de 200 metros y entro en meta. ¡Bien, coño bien! ¡Tamadaba Trail Tour Gr 48 km he podido contigo!, me digo.

entrenador-personal
En la meta de la Tamadaba Trail Tour 48k 2013

¡Qué feliz estoy y qué privilegio que encima te acompañen hasta la meta! 

He vivido unas horas como subido a una montaña rusa. Horas con momentos de bajón, de subidón y reflexión. En definitiva, una carrera como la vida misma. Razón por la cual me gusta tanto el Trail Running: por que es, ni más ni menos que como la propia vida.

Ya espero con ganas la próxima parada: Transgrancanaria 125km, 1 de marzo de 2014.

Por Borja García Gilabert (editado por Magda Feijoo).