Nunca había prestado tanta atención a la preparación física y su importancia hasta que me puse en manos de Joel. Cada minuto de entrenamiento es intenso y todo tiene un porqué, explicación que comparte conmigo para no sólo entrenar, sino también formar. El seguimiento es constante, en periodos de descanso y durante los entrenamientos en sí, pues ni un solo ejercicio permite que se realice sin la técnica correcta, pero lo más importante es que todo cuanto hacemos en el entrenamiento se caracteriza por la seguridad. Los resultados de su trabajo conmigo han sido del todo positivos, pues no sólo he conseguido mejorar en todos los aspectos que me había trazado, sino que he adquirido nuevas pautas de ejercitación que si no hubiera sido por el trabajo con Joel, nunca habría llegado a alcanzar. En época de tanto intrusismo profesional en lo que a cultura deportiva y de preparación física se refiere, adquiere más importancia que nunca estar en buenas manos. Gracias por ello Joel.

Ángel Sabroso